Refrigeración estaciones de metro y ferrocarril

En épocas de calor, la temperatura en las estaciones y andenes de los metros y ferrocarriles subterráneos alcanzan temperaturas muy altas, que contrastan enormemente con la temperatura de los vagones climatizados.

Tanto los ciudadanos, como los visitantes sufren un cambio de temperaturas muy brusco que pueden causarles constipados.

El coste de instalación de un sistema de climatización por compresión de aire, y el consumo eléctrico son diez veces superiores a los costes de un sistema adiabático Cobertia.

Además, los sistemas de compresión de aire resecan el ambiente dejando la humedad del ambiente en límites peligrosos para la salud.

Con el enfriamiento adiabático Cobertia, además de conseguir niveles de humedad óptimos es posible conseguir una disminución de temperatura distinta en zonas comunicadas entre sí, ya que la refrigeración no se basa en el enfriamiento de todo el aire de la estación, sino en el enfriamiento directo de las zonas a tratar.

De ésta forma se pueden conseguir cambios de temperatura más suaves, y más adecuados a cada necesidad.