Refrigeración fundiciones

REFRIGERACION EMPRESAS EMISORAS DE CALOR

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=dnOnPtTR3R8]

A partir de 26º C, se produce el estrés de calor, que afecta a la seguridad laboral, a la productividad y a la moral de los trabajadores.

El sistema de pulverización de agua o refrigeración adiabática Cobertia, logra unos resultados espectaculares, ya que el frio incide directamente en los puestos de trabajo.

AEROREFRIGERADORES HIBRIDOS

Principio

Una nueva forma de refrigeración son los aerorefrigeradores híbridos en seco que son utilizados en aplicaciones de refrigeración industrial, incluyendo la refrigeración industrial y de proceso, la climatización y el control de la temperatura ambiental de los edificios.

Desde 1991, estos productos han sido instalados en regiones dónde la conservación del agua y el bajo consumo energético son los requisitos principales. También son ideales para proyectos dónde el espacio disponible es limitado y donde se exigen bajos niveles de ruido.

Los aerorefrigeradores híbridos consumen solamente energía eléctrica en el modo seco y energía eléctrica y agua en el modo híbrido. Su funcionamiento y utilidad ha sido probado con éxito en más de 1,000 instalaciones en diferentes países.

Funcionamiento

Estos aerorefrigeradores se caracterizan porque los intercambiadores de calor están ordenados en forma de V (figura 1) e incluyen 4 partes principales: armazón en acero inoxidable, intercambiadores de calor aislados con aletas, ventiladores muy silenciosos y un sistema de humectación.

La base del funcionamiento del aerorefrigerador híbrido combina dos formas conocidas de transmisión de calor. Por una parte la refrigeración seca y por otra la refrigeración por evaporación.

Su funcionamiento de acuerdo a la figura 2 es el siguiente:

El fluido caliente del proceso se transporta por medio de una bomba (6) a un circuito de refrigeración primario cerrado (1), de la fuente de calor (5) a los elementos refrigerantes de aletas (3). En un proceso de contracorriente – cruz se encuentra en los elementos refrigerantes el fluido caliente del proceso y el aire de refrigeración (11) aspirado por el ventilador (12). En este caso tiene lugar una refrigeración seca.

Precisamente bajo condiciones climáticas frías y en la noche es suficiente este proceso.

Al contrario, para elevadas temperaturas exteriores pueden presentarse caídas de potencia que no puede absorber una refrigeración seca.

El refrigerador híbrido utiliza el principio de evaporación para alcanzar un mayor rendimiento.

A través de un circuito de humectación (7) una bomba instalada en la cubeta colectora de agua (9) transporta agua al extremo superior del elemento refrigerador. El elemento refrigerador es humectado de forma uniforme por el agua que cae. El aire que fluye permite la evaporación de una parte del agua en circulación sobre la superficie de las aletas y evacua calor de la aleta y con ello del fluido del proceso.

A causa de la evaporación del agua baja el nivel. El nivel del agua no debe bajar de un determinado valor para proteger la bomba humectadora. Para ello se alimenta agua a través de una válvula (8). Por medio de la evaporación y la alimentación, el agua aumenta la densidad, es decir aumenta la concentración de sales disueltas en el agua. Para evitar una concentración demasiado elevada, el agua concentrada se elimina del circuito a través de un llamado grifo de purga (10).

Calefactores radiantes

[slideshow]

El calor radiante es un método de calefacción que produce calor mediante la irradiación de energía, como el sol, pero sin el componente dañino de los rayos ultravioleta.

Cuando la energía radiante penetra el aire, los objetos en su trayectoria absorben esa energía y se calientan; la energía radiante no calienta el aire de su alrededor.

El efecto que produce es como el que se experimenta al estar paseando en la sombra y después moverse a una zona con luz directa del sol. Aunque la temperatura ambiental siga siendo la misma, se siente más calor bajo la radiación directa del sol.

La energía radiante se puede medir en función de las diferentes longitudes de onda de la misma; algunas producen la luz visible que crea un resplandor rojo, mientras que otras son invisibles y no crean resplandor.

La longitud de onda que asegura una óptima absorción de calor por el cuerpo humano es la energía radiante infrarroja que se sitúa en el rango de 4-5 micrones. A esa longitud de onda, el calor generado es saludable, eficiente y rápidamente absorbido por el cuerpo humano.

+ Ver mas artículos sobre calefacción

Paneles radiantes Cobertia

[slideshow]

Los paneles radiantes Cobertia ofrecen además de las ventajas de la calefacción radiante, un diseño moderno, discreto y elegante, que les permite integrarse perfectamente en la decoración del espacio a climatizar.

Si bien el coste de adquisición de un equipo de paneles radiantes es superior a las tradicionales “setas”, lo cierto es que se obtiene un ahorro considerable en el coste del suministro, además de reducir el riesgo de accidentes y el impacto medioambiental.

Sistemas Cobertia de refrigeración – tiendas en naves industriales

Son múltiples la ventajas de la instalación de una tienda en una nave industrial, pero una de sus mayores necesidades es la adecuada climatización de la misma.

Habitualmente, las naves industriales disponen de grandes espacios diáfanos y techos muy altos, además suelen estar construidas con materiales poco aislantes térmicamente.

Por éste motivo suelen tener temperaturas muy bajas en invierno y excesivas en verano. Lo que en ocasiones supone una incomodidad para los clientes, así como para los propios trabajadores.

Refrigeración de naves industriales

El aire caliente tiende a ascender. Con sistemas convencionales de aire acondicionado siempre se estudia refrigerar el total del volumen.

Mantener frío todo el aire del interior de la nave, supone una gran inversión en equipos y un gasto energético considerable.

Si analizamos las necesidades reales, podremos observar que lo que realmente precisamos refrigerar son las zonas de trabajo de los empleados, así como las zonas de paso de los clientes.

No tiene sentido, enfriar las partes altas de la nave, ni los almacenes de stock que no afecten ni a empleados ni a clientes, a no ser que sea para una mejor conservación de los productos.

Por éste motivo, la solución más adecuada para refrigerar una instalación de éste tipo es a través de los sistemas de refrigeración Cobertia, que a través de la pulverización de aire consiguen una reducción instantánea de la temperatura de hasta unos 12º C.

Se trata de proporcionar frío solamente en las zonas en las que se encuentran los trabajadores, o por las que pasan las personas.

El efecto refrigerante inmediato del sistema, no requiere que esté funcionando constantemente, sino que puede activarse solamente cuando sea preciso.

Cobertia dispone de distintos modelos de soluciones para cada necesidad, que pueden utilizarse tanto en el interior como en el exterior de las naves, además de algunos equipos standard de fácil colocación.

.                       . ATOVEL ventiladores atomizadores móviles + info

..                         . Estaciones KIT + ver más

. ATOSPLIT el primer split con atomizadores + ver más

Otras ventajas que se consigue con la humidificación a través de los sistemas de vaporización Cobertia es la reducción de riesgos de incendio.

Calefacción de naves industriales + info

Sistemas Cobertia de calefacción – tiendas en naves industriales

Son múltiples la ventajas de la instalación de una tienda en una nave industrial, pero una de sus mayores necesidades es la adecuada climatización de la misma.

Habitualmente, las naves industriales disponen de grandes espacios diáfanos y techos muy altos, además suelen estar construidas con materiales poco aislantes térmicamente.

Por éste motivo suelen tener temperaturas muy bajas en invierno y excesivas en verano. Lo que en ocasiones supone una incomodidad para los clientes, sobretodo en los días de menor afluencia, así como para los propios trabajadores.

Calefacción de naves industriales

Mantener caliente todo el aire del interior de la nave, supone una gran inversión en equipos y un gasto energético considerable.

Si analizamos las necesidades reales, podremos observar que lo que realmente precisamos calentar son las zonas de trabajo de los empleados, así como las zonas de paso de los clientes.

No tiene sentido, calentar las partes altas de la nave, ni los almacenes de stock que no afecten ni a empleados ni a clientes.

Por éste motivo, la solución más adecuada para calentar una instalación de éste tipo es a través del calor radiante que no calienta el aire, sino las personas y los objetos. Es el mismo efecto que producen los rayos solares en invierno, que calientan si inciden directamente en la persona, pero no calientan el aire en las zonas de sombra.

El efecto del calor radiante es inmediato, por lo que no es preciso tener los equipos funcionando todo el tiempo para mantener caliente el espacio, sino que pueden activarse en el momento que se considere necesario.

Cobertia dispone de distintos modelos de calefacción radiante para cada necesidad, que pueden utilizarse tanto en el interior como en el exterior.

Calefactores radiantes + ver más

Calefactores radiantes con trípode + ver más

Paneles radiantes enpotrables o colgantes + ver más

Refrigeración de naves industriales + info

Panel radiante Cobertia

Cañones WLP – Distribuidos por Cobertia